El savoir-faire de Longchamp, marroquinero francés desde 1948

La piel, trabajada desde siempre en Longchamp, es un savoir-faire esencial de la Maison. Desde la pipa revestida de piel a la pequeña marroquinería, pasando por los bolsos y las maletas, la experiencia y el savoir-faire de Longchamp se expresan a través del dominio de este noble material, la piel. Longchamp saboreó el éxito cuando se convirtió en la primera Maison en revestir las pipas con piel suave, brindándoles tanto personalización como emoción. El revestimiento es una ingeniosa y precisa técnica que da vida a un objeto que se adapta perfectamente y protege a otro con total ligereza. Esta proximidad, que podría definirse como fusión, es la auténtica firma de todos los objetos de piel de Longchamp. Confiere cierta emoción en la relación con el objeto, una dimensión sensual, táctil, epidérmica.

LA PIEL RUSA

La piel rusa es un cuero de vaqueta repujado que se emplea en la emblemática línea Le Pliage. El grano en forma de rombo, así como su efecto envejecido y patinado se inspiran en las pieles de reno rusas encontradas a bordo de un navío que naufragó hace dos siglos. En 1973, se hallaron algunas de sus pieles hundidas y Longchamp se inspiró en ellas para reproducir lo que se ha convertido en la piel característica de la línea Le Pliage desde 1993. En la actualidad, esta piel procede de dos curtidurías expertas, socias de Longchamp desde hace mucho tiempo y ubicadas en Brasil e Italia. Ambas cuentan con el certificado Gold de LWG, el más alto en la industria de la piel.

EL CURTIDO

Las curtidurías socias de Longchamp utilizan sistemas de tratamiento de aguas de alto rendimiento. En consonancia con un enfoque de economía circular, los subproductos del proceso de curtido suelen ser reutilizados directamente por la curtiduría o reciclados a través de terceros. Garantizar productos seguros y de calidad siempre ha sido esencial para Longchamp. La marca hace todo lo posible por garantizar la seguridad de sus artículos y la ausencia de sustancias químicas que puedan tener un efecto perjudicial para la salud de los clientes o empleados de la Maison. Longchamp se basa en la experiencia de un organismo independiente, el Leather Working Group, para acompañar a sus socios curtidores en un proceso de certificación medioambiental. En 2020, el 90% de las compras de artículos de piel de la Maison ya se efectuó a curtidores certificados por el LWG, cuyo objetivo consiste en alcanzar el 100 % en 2023.

¿CUÁL ES EL ORIGEN DEL CUERO QUE UTILIZA LONGCHAMP?

El cuero que utiliza Longchamp tiene su origen en animales criados en Europa, África y Sudamérica. Longchamp garantiza que la actividad ganadera de la que proviene su cuero no contribuye a la deforestación, de forma particular de la selva amazónica. Estas pieles son tratadas por los mejores curtidores de Francia, Italia, Portugal, España, Países Bajos, Inglaterra, Uruguay y Brasil.

LAS COLECCIONES DE LONGCHAMP, ¿ESTÁN HECHAS DE PIELES ANIMALES?

La Casa dejó de utilizar pieles de especies exóticas o de animales de granja con pelaje en la fabricación de sus colecciones. La biodiversidad, la vida salvaje, las especies exóticas y los animales en peligro de extinción son aspectos que son motivo de atención y preocupación de Sophie Delafontaine, nuestra directora artística, quien prohibió su uso en las colecciones de Longchamp. El cuero utilizado en la fabricación de los productos Longchamp tiene principalmente su origen en animales de granja, sobretodo de género bovino u ovino, destinados a la alimentación humana.

 

 

 

VOLVER