Ni exactamente el mismo, ni otro diferente

La Maison Longchamp ha reinterpretado su modelo emblemático. Maxi, conserva un aspecto femenino e impertinente, y le acompaña a diario. Mini, apuesta por el glamour y la seducción. ¡Sus distintas versiones darán un giro evidente a sus looks!